¿Taladro con o sin escobillas?

Los taladros con escobillas y sin escobillas tienen características diferentes y cada uno tiene sus puntos a favor y en contra.

Por lo tanto, escoger uno u otro dependerá de tus gustos y necesidades.

Para que sea más fácil la selección de tu nuevo taladro te presentaremos algunas de las diferencias entre los taladros con escobilla y sin escobillas.

Vida útil

La vida útil de un taladro que carece de escobillas es mayor, esto es debido a que un motor sin escobilla no genera rozamientos que a la larga producen un desgaste.

Taladro-con-o-sin-escobillas

Por lo tanto, no se genera tanto ruido ni desgaste, además, no es necesario hacer el habitual mantenimiento de cambio de escobillas.

La vida útil del motor de los taladros con escobillas suele ser mucho menor.

Esto es debido a tiene un constante rozamiento y fricción cuando se hace el cambio de polaridad. Además, estos taladros suelen generar chispas y más calor, este es uno de los motivos por el cual su desgaste es mucho mayor.

El constante rozamiento provoca la necesidad de un mantenimiento con mayor frecuencia, debido a que las escobillas sufren un desgaste con mayor frecuencia.

Por lo tanto, estas escobillas son necesarias su reemplazo, lo cual también conlleva un gasto económico superior.

Precio

Debido a todo lo comentado anteriormente está claro que un taladro sin escobillas tiene un mayor rendimiento, por lo tanto, un taladro sin escobillas es mucho más económico.

Por otro lado, el sistema de fabricación de un motor sin escobillas es más alto y complicado que el empleado en un motor con escobillas, otro de los motivos por el cual un motor sin escobilla es más alto.

Un punto muy importante a tener en cuenta es que la perdida de calor que tiene un motor con escobillas también conlleva un mayor desperdicio de potencia, esto hace que se vea afectada en cierta medida la eficacia del taladro.

Esto es algo que no ocurre en el caso de los taladros sin escobillas, por lo tanto, este tipo de taladros son mucho más eficientes y potentes.

Uso del taladro

Los taladros sin escobillas suelen tener una buena relación entre el tamaño del taladro y su rendimiento.

Gracias a la ausencia de las escobillas en el motor, este tiene más potencia de salida, por lo tanto, su rendimiento es mucho más alto.

Por el contrario, el taladro con escobillas tiende a tener un menor rendimiento.

Los taladros sin escobillas tienen otra gran ventaja y es que tienen un mayor número de revoluciones por minuto. Esto es debido a que los motores sin escobillas no generan fricción y, por lo tanto ofrecen una velocidad más alta.

La diferencia es inevitable con los taladros con escobillas, ya que la fricción que se genera en el motor reduce la velocidad.

Es importante resaltar, que el taladro con escobillas tiene ciertas limitaciones. En parte esto se debe a que un motor con escobillas debe funcionar con ciertos cuidados para evitar daños en el sistema interno del taladro como rupturas o desgastes en el motor.

Además, de que la fricción tiende a generar movimientos en los sistemas y engranajes que requieren de un mantenimiento para evitar daños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.